Suspiro a la Limeña

También conocido como suspiro limeño, este delicioso plato está en la lista de los postres más dulces. De hecho, es tan dulce que algunos lo acompañan con un gran vaso de agua para reducir su intensidad. También va bien con el té, o incluso con un pequeño vaso de pisco (el licor nacional del Perú hecho de uvas destiladas).

Receta de Suspiro a la Limeña

El suspiro limeño probablemente se inspiró en el manjar blanco, una versión del famoso dulce de leche, que alcanzó su máxima popularidad durante la colonia española. Su base de leche condensada azucarada, leche evaporada y yemas de huevo, dan como resultado una crema de color caramelo, que se culmina con un merengue italiano perfumado con vino de Oporto, y un espolvoreado de canela molida. Se suele servir en copas individuales, pero también se puede preparar en un recipiente más grande.


Suspiro a la Limeña

Recipe by TodoEnPeruCourse: PostresCuisine: PeruanaDifficulty: Fácil
Raciones

4

Personas
Preparación

25

minutes
Cocción

30

minutes
Calorias

450

kcal
Total

55

minutes

El Suspiro de limeña o Suspiro a la limeña es un postre de la gastronomía peruana. La traducción literal del nombre del postre es “Suspiro de la dama de Lima”.

INGREDIENTES

  • 1 lata de mediana de leche evaporada

  • 1 lata de mediana de leche condensada azucarada

  • 3 huevos

  • 1 taza de azúcar

  • ¼ copa de vino de Oporto

  • 2 cucharadas de agua

  • Canela en polvo

MODO DE PREPARACIÓN

  • En un recipiente u olla cocine la leche evaporada y la leche condensada azucarada a fuego lento, revolviendo constantemente con una cuchara de madera hasta que la mezcla se espese y adquiera un bonito color caramelo, o hasta que pueda ver el fondo de la cacerola al rascar la cuchara contra ella (unos 30 – 40 minutos). Apaga el fuego.
  • Separe las claras de las yemas de huevo y use una batidora de alambre para batir las yemas en un tazón. Añada un par de cucharadas de la mezcla de leche caliente y siga batiendo durante unos segundos. Vierta todo en la cacerola y mezcle cuidadosamente y reserve. Esto es lo que los peruanos llaman manjar blanco.
  • En otro recipiente mezclar el azúcar, el vino de Oporto y el agua. Hacerlo hervir a fuego alto durante 6 minutos sin revolver. El jarabe está listo cuando forma un hilo de caramelo al caer de una cuchara.
  • Mientras tanto, batir las claras de huevo con una batidora eléctrica a alta velocidad hasta que se formen picos suaves (cuando se levanta una de las batidoras y tiene una suave nube de espuma de merengue alrededor). Para que las claras crezcan perfectamente, no deben tener ningún rastro de yema, y el cuenco debe estar seco y limpio, sin manchas de grasa.
  • Añadir el jarabe caliente en un chorro fino y constante, batiendo vigorosamente hasta que el merengue resultante esté frío.
  • Verter la mezcla de leche cocida (manjar blanco) en tazas individuales o en un recipiente más grande, cubrir con merengue de forma decorativa (más fácil si se utiliza una bolsa de repostería, pero se puede hacer con una bolsa normal con un agujero cortado en una esquina, o con una cuchara), y espolvorear con canela molida.
  • Servir a temperatura ambiente o guardar en la nevera. Ambas formas son deliciosas.

Agregue un comentario